Cómo reparar una memoria USB

Reparar memoria USB

A todos nos ha pasado: conectas tu memoria USB a tu ordenador y de repente, ¡nada! No aparece en el Explorador de Archivos, o aparece pero no puedes acceder a tus archivos. No te asustes, probablemente tu memoria USB no esté rota, sólo necesita un poco de reparación. Aquí tienes una guía paso a paso sobre cómo reparar una memoria USB y recuperar tus valiosos datos.

Diagnosticando el problema de la memoria USB

Determinar el origen de los problemas de una memoria USB puede ser una tarea ardua, pero con un enfoque metódico y un poco de paciencia, es posible identificar y solucionar la mayoría de los problemas. El primer paso para diagnosticar el problema de una memoria USB es comprender sus síntomas.

Síntomas comunes de problemas de memoria USB:

  • La memoria USB no se reconoce cuando se conecta a un ordenador.
  • La memoria USB se reconoce, pero no se puede acceder a los archivos.
  • La memoria USB funciona de forma intermitente.
  • li>La memoria USB muestra errores de archivo o de sistema.

  • La memoria USB está físicamente dañada.

Una vez que hayas identificado los síntomas, puedes empezar a acotar las posibles causas.

Pasos para diagnosticar el problema de una memoria USB:

1. Prueba la memoria USB en diferentes puertos y ordenadores:

Empezar por aquí puede ayudar a descartar problemas con un puerto USB o un ordenador específicos. Si la memoria USB no funciona en ningún puerto ni ordenador, es más probable que el problema esté en la propia memoria USB.

Pasos a seguir:

  1. Conecta la memoria USB a un puerto USB diferente en el mismo ordenador.
  2. Si el problema persiste, conecta la memoria USB a un puerto USB de otro ordenador.
  3. Prueba la memoria USB en varios ordenadores para confirmar si el problema está relacionado con la memoria USB o con los ordenadores.

2. Comprueba si la memoria USB está formateada correctamente:

El sistema de archivos de una memoria USB puede corromperse, lo que puede provocar problemas de acceso a los archivos. Formatear la memoria USB puede solucionar este problema.

Pasos a seguir:

  1. Conecta la memoria USB al ordenador.
  2. Ve al Explorador de Windows o al Finder (en Mac).
  3. Localiza la memoria USB en la lista de unidades.
  4. Haz clic con el botón derecho en la unidad USB y selecciona “Formatear”.
  5. Selecciona un sistema de archivos (por ejemplo, FAT32 o NTFS) y haz clic en “Iniciar”.

3. Busca errores en la memoria USB:

Las memorias USB pueden desarrollar sectores defectuosos con el tiempo, lo que puede provocar errores de lectura y escritura. Comprobar la memoria USB en busca de errores puede ayudar a identificar estos sectores defectuosos.

Pasos a seguir:

  1. Conecta la memoria USB al ordenador.
  2. Abre el Símbolo del sistema (Windows) o la Terminal (Mac).
  3. Escribe el siguiente comando: chkdsk /f [letra de la unidad:] (por ejemplo, chkdsk /f E:)
  4. Pulsa Intro y espera a que se complete el proceso de comprobación.

4. Comprueba el estado físico de la memoria USB:

La memoria USB puede dañarse físicamente, lo que puede provocar problemas de funcionamiento. Revisa la memoria USB en busca de daños visibles, como arañazos, abolladuras o conectores rotos.

Pasos a seguir:

  1. Examina la memoria USB en busca de cualquier signo de daño físico.
  2. Comprueba el conector USB para ver si está doblado o dañado.
  3. Si la memoria USB está físicamente dañada, puede que no sea reparable.

5. Actualiza los controladores del dispositivo:

Los controladores desactualizados pueden provocar problemas de compatibilidad con las memorias USB. Actualizar los controladores del dispositivo puede solucionar estos problemas.

Pasos a seguir:

  1. Conecta la memoria USB al ordenador.
  2. Ve al Administrador de dispositivos (Windows) o a Información del sistema (Mac).
  3. Localiza la memoria USB en la lista de dispositivos.
  4. Haz clic con el botón derecho en el dispositivo y selecciona “Actualizar controlador”.
  5. Sigue las instrucciones del asistente para actualizar los controladores.

Formateando la memoria USB

El formateo de una memoria USB es el proceso de preparar la unidad para su uso eliminando todos los datos existentes y creando un nuevo sistema de archivos. Esto puede ser necesario por varias razones, como reparar errores, eliminar virus o cambiar el formato del sistema de archivos.

Para formatear una memoria USB, sigue estos pasos:

  1. Inserta la memoria USB en un puerto USB de tu ordenador.
  2. Abre el Explorador de archivos (Windows) o el Finder (Mac).
  3. Localiza la memoria USB en la barra lateral izquierda o en la ventana principal.
  4. Haz clic derecho sobre la unidad y selecciona “Formatear”.
  5. En la ventana “Formatear”, selecciona el sistema de archivos deseado (NTFS, FAT32 o exFAT).
  6. Introduce una etiqueta de volumen (nombre) para la unidad, si lo deseas.
  7. Marca la casilla “Formato rápido” para acelerar el proceso de formateo (no se recomienda para unidades con errores).
  8. Haz clic en el botón “Iniciar”.

El proceso de formateo comenzará y puede tardar unos minutos. Una vez finalizado, la memoria USB estará formateada y lista para su uso.

Nota: El formateo de una memoria USB borrará todos los datos existentes en la unidad. Asegúrate de realizar una copia de seguridad de cualquier archivo importante antes de formatear.

Sistemas de archivos recomendados:

  • NTFS: Sistema de archivos predeterminado para Windows, ofrece un mejor rendimiento y seguridad que FAT32.
  • FAT32: Compatible con la mayoría de los dispositivos, incluidos teléfonos inteligentes, cámaras y sistemas operativos antiguos.
  • exFAT: Similar a FAT32, pero admite archivos y particiones más grandes.

Elige el sistema de archivos más adecuado según tus necesidades de compatibilidad y rendimiento.

Consejos adicionales:

  • Si la memoria USB tiene errores, intenta formatearla con la opción “Formato completo” en lugar de “Formato rápido”.
  • Si el formateo falla, prueba con una herramienta de formateo de bajo nivel, como HDD Low Level Format Tool.
  • Si sigues teniendo problemas, la memoria USB puede estar dañada y es posible que debas reemplazarla.

Reparando la memoria USB con comandos

En caso de que tu memoria USB siga sin funcionar correctamente después de haber probado los métodos anteriores, puedes recurrir al uso de comandos para intentar repararla. Esta opción es más avanzada y requiere un poco más de conocimiento técnico, pero puede ser efectiva en algunos casos.

Para reparar la memoria USB con comandos, sigue estos pasos:

1. Conecta la memoria USB al ordenador.
2. Abre la ventana de comandos. En Windows, puedes hacer esto pulsando la tecla “Windows” + “R” y escribiendo “cmd”. En Mac, abre la Terminal desde la carpeta Aplicaciones/Utilidades.
3. En la ventana de comandos, escribe el siguiente comando:

“`
diskutil list
“`

Este comando mostrará una lista de todas las unidades de almacenamiento conectadas a tu ordenador. Identifica la memoria USB por su tamaño y etiqueta.

4. Una vez que hayas identificado la memoria USB, escribe el siguiente comando:

“`
diskutil info diskN
“`

Sustituye “diskN” por el número de la unidad de la memoria USB (por ejemplo, “disk3” si es la tercera unidad de la lista).

5. El comando “diskutil info” mostrará información detallada sobre la memoria USB, incluida su estado de salud. Si el estado de salud es “Fallido” o “En riesgo”, significa que la memoria USB está dañada y es posible que no se pueda reparar.

6. Si el estado de salud es “Bueno”, puedes intentar reparar la memoria USB ejecutando el siguiente comando:

“`
diskutil repairDisk diskN
“`

Sustituye “diskN” por el número de la unidad de la memoria USB.

7. El comando “diskutil repairDisk” intentará reparar la memoria USB. Este proceso puede tardar varios minutos.

8. Una vez que se complete el proceso de reparación, vuelve a ejecutar el comando “diskutil info diskN” para comprobar el estado de salud de la memoria USB. Si el estado de salud ahora es “Bueno”, la memoria USB debería estar reparada.

Si el comando “diskutil repairDisk” no puede reparar la memoria USB, es posible que esté físicamente dañada y no se pueda recuperar. En este caso, puedes intentar utilizar un software de recuperación de datos para recuperar los archivos de la memoria USB.

Utilizando herramientas de reparación de terceros

Existen numerosas herramientas de reparación de terceros diseñadas específicamente para solucionar problemas con unidades USB. Estas herramientas ofrecen una gama de funciones y características, lo que te permite abordar diversos problemas que afectan a tu unidad USB.

Una de las herramientas de reparación de terceros más conocidas es HP USB Disk Storage Format Tool. Esta herramienta gratuita está diseñada por Hewlett-Packard y es compatible con una amplia gama de unidades USB. HP USB Disk Storage Format Tool te permite formatear tu unidad USB con diferentes sistemas de archivos, como FAT32, exFAT y NTFS. También puede crear unidades USB de arranque y reparar unidades USB dañadas.

Otra herramienta de reparación de terceros popular es EaseUS Partition Master. Esta herramienta de pago ofrece una gama más amplia de funciones que HP USB Disk Storage Format Tool. EaseUS Partition Master te permite crear, eliminar y formatear particiones en tu unidad USB. También puede clonar tu unidad USB, recuperar datos perdidos y reparar errores del sistema de archivos.

Si estás buscando una herramienta de reparación de terceros potente y completa, te recomendamos utilizar Disk Drill. Esta herramienta de pago ofrece una amplia gama de funciones, que incluyen recuperación de datos, reparación de particiones y pruebas de superficie. Disk Drill también es compatible con una amplia gama de sistemas de archivos y dispositivos de almacenamiento.

Al utilizar una herramienta de reparación de terceros, es importante seleccionar una herramienta compatible con tu unidad USB y compatible con tu sistema operativo. También debes leer atentamente las instrucciones de la herramienta para asegurarte de utilizarla correctamente.

A continuación, te explicamos paso a paso cómo utilizar una herramienta de reparación de terceros para reparar una unidad USB:

  1. Descarga e instala la herramienta de reparación de terceros en tu ordenador.
  2. Conecta tu unidad USB a tu ordenador.
  3. Inicia la herramienta de reparación de terceros.
  4. Selecciona tu unidad USB en la lista de dispositivos.
  5. Haz clic en el botón “Reparar” o “Formatear”.
  6. Sigue las instrucciones en pantalla para completar el proceso de reparación.
  7. Una vez completado el proceso de reparación, expulsa tu unidad USB y vuelve a conectarla para comprobar si funciona correctamente.

Si has probado todos los métodos descritos anteriormente y tu unidad USB sigue sin funcionar, es posible que esté físicamente dañada. En este caso, te recomendamos que te pongas en contacto con el fabricante de tu unidad USB o con un profesional de recuperación de datos para obtener ayuda.

Recuperando datos de una memoria USB dañada

Si tu memoria USB se ha dañado y has perdido datos valiosos, no te desesperes. Hay varias técnicas que puedes probar para recuperarlos. Aquí te proporcionamos una guía paso a paso:

  1. Intenta acceder a la memoria USB en otro ordenador o dispositivo: Es posible que la memoria USB no funcione correctamente en un dispositivo, pero sí en otro. Prueba a conectarla a diferentes ordenadores o dispositivos para ver si se detecta.

  2. Actualiza los controladores USB: Los controladores USB obsoletos pueden causar problemas de comunicación entre la memoria USB y el ordenador. Asegúrate de que los controladores estén actualizados visitando el sitio web del fabricante de tu tarjeta madre o portátil.

  3. Utiliza un software de recuperación de datos: Hay varios programas de software disponibles que pueden ayudarte a recuperar datos de memorias USB dañadas. Algunos programas populares incluyen Recuva, Disk Drill y EaseUS Data Recovery Wizard.

  4. Comprueba si hay errores en la memoria USB: Windows tiene una herramienta incorporada llamada "chkdsk" que puede escanear y reparar errores en la memoria USB. Para utilizarla, conecta la memoria USB a tu ordenador, abre el Explorador de archivos, haz clic derecho en la memoria USB y selecciona "Propiedades". En la pestaña "Herramientas", haz clic en "Comprobar" y luego en "Escanear y reparar unidad".

  5. Utiliza comandos CMD: Si los métodos anteriores no funcionan, puedes intentar utilizar comandos CMD para recuperar los datos. Aquí tienes los pasos detallados:

    a. Conecta la memoria USB a tu ordenador.

    b. Abre el símbolo del sistema. Para ello, escribe "cmd" en la barra de búsqueda de Windows y haz clic en "Símbolo del sistema".

    c. Escribe el siguiente comando y pulsa Intro:

    chkdsk [letra de la unidad USB]: /f
    

    d. El comando escaneará y reparará errores en la memoria USB. Una vez completado el proceso, escribe el siguiente comando y pulsa Intro:

    attrib -h -r -s /s /d [letra de la unidad USB]:\*.*
    

    e. Este comando eliminará los atributos ocultos, de sólo lectura y de sistema de todos los archivos de la memoria USB.

    f. Finalmente, escribe el siguiente comando y pulsa Intro:

    copy [letra de la unidad USB]:\*.* [ruta de destino]
    

    g. Este comando copiará todos los archivos recuperados de la memoria USB a la ruta de destino especificada.

  6. Formatea la memoria USB: Si todos los demás métodos fallan, es posible que tengas que formatear la memoria USB. Esto borrará todos los datos de la memoria, pero también puede repararla y hacerla utilizable de nuevo.

  7. Lleva la memoria USB a un especialista: Si no puedes recuperar los datos por ti mismo, considera llevar la memoria USB a un especialista en recuperación de datos. Un profesional puede tener herramientas y experiencia más avanzadas para recuperar tus datos perdidos.

Leave a Comment