Cómo reparar la válvula de llenado del inodoro

Cómo reparar la válvula de llenado del inodoro

¿Te ha pasado que tu inodoro no para de llenarse y desperdicia agua? Esto puede ocurrir cuando falla la válvula de llenado, que es un mecanismo esencial para controlar el flujo de agua en el tanque del inodoro. No te preocupes, repararlo no es tan difícil como parece. En este artículo, te guiaremos paso a paso a través del proceso de reparación de la válvula de llenado del inodoro, desde identificar el problema hasta reemplazar las piezas defectuosas.

Inspección de la válvula de llenado

La válvula de llenado es un componente crucial del inodoro que regula el flujo de agua al tanque. Cuando falla, puede provocar un inodoro que no llena lo suficiente o que se desborda constantemente, lo que desperdicia agua y puede causar daños. Para solucionar estos problemas, es esencial inspeccionar la válvula de llenado y diagnosticar cualquier problema.

El proceso de inspección implica examinar varios aspectos de la válvula, que incluyen:

**Condición física:** Inspecciona visualmente la válvula en busca de daños físicos, como grietas, fugas o piezas sueltas. Si se encuentran daños, puede ser necesario reemplazar la válvula por completo.

**Altura de la válvula:** La válvula de llenado debe estar ajustada a la altura correcta para permitir que el tanque se llene al nivel adecuado. Si la válvula está demasiado alta, el tanque se desbordará. Si está demasiado baja, el tanque no se llenará lo suficiente.

**Flotador:** El flotador es un mecanismo conectado a la válvula de llenado que sube y baja con el nivel del agua en el tanque. Cuando el nivel de agua es bajo, el flotador baja y abre la válvula, lo que permite que entre agua en el tanque. Cuando el nivel de agua alcanza el nivel deseado, el flotador sube y cierra la válvula, deteniendo el flujo de agua. Inspecciona el flotador en busca de daños u obstrucciones que puedan impedir que funcione correctamente.

**Brazo del flotador:** El brazo del flotador conecta el flotador a la válvula de llenado. Inspecciona el brazo del flotador en busca de daños, como dobleces o corrosión, que puedan afectar su capacidad para controlar la válvula de llenado.

**Junta de la válvula:** La junta de la válvula es un sello de goma que evita que el agua se escape alrededor de la válvula de llenado. Inspecciona la junta en busca de daños o deterioro que puedan provocar fugas.

**Filtro de la válvula:** Algunas válvulas de llenado tienen un filtro incorporado para eliminar los sedimentos del agua. Inspecciona el filtro en busca de obstrucciones que puedan impedir el flujo de agua.

Al inspeccionar minuciosamente todos estos aspectos de la válvula de llenado, puedes identificar cualquier problema potencial y tomar las medidas necesarias para repararlo o reemplazarlo. Esto te ayudará a resolver los problemas de llenado del inodoro y a garantizar un funcionamiento adecuado.

Reemplazo de la arandela de goma

El constante flujo de agua del inodoro puede ser un gran desperdicio y una molestia. Si la válvula de llenado está defectuosa, puede ser la culpable. Una de las causas más comunes de una válvula de llenado defectuosa es una arandela de goma desgastada o dañada. Afortunadamente, reemplazar la arandela de goma es una reparación relativamente fácil que puedes hacer tú mismo.

Materiales necesarios:

* Arandelas de goma nuevas
* Llave ajustable
* Destornillador

Pasos:

1. Cierra el suministro de agua del inodoro. La válvula de cierre suele estar situada detrás del inodoro. Gírala en sentido horario para cerrar el agua.
2. Descarga el inodoro. Esto vaciará el tanque de agua.
3. Retira la tapa del tanque. Suele estar sujeta con dos tornillos o tuercas.
4. Localiza la válvula de llenado. Es el conjunto que está conectado a la tubería de suministro de agua y que se extiende hacia el tanque de agua.
5. Desconecta la manguera de suministro de agua de la válvula de llenado. Utiliza una llave ajustable para aflojar la tuerca que conecta la manguera a la válvula.
6. Retira la válvula de llenado del tanque. Suele estar sujeta con una tuerca de plástico. Gírala en sentido antihorario para aflojarla y retirar la válvula.
7. Inspecciona la arandela de goma. Debe estar firmemente asentada en el asiento de la válvula. Si está desgastada, dañada o falta, debe ser reemplazada.
8. Reemplaza la arandela de goma. Coloca la nueva arandela de goma en el asiento de la válvula. Asegúrate de que está correctamente asentada y que no hay torceduras.
9. Vuelve a colocar la válvula de llenado en el tanque. Alinea la válvula con el orificio del tanque y gírala en sentido horario para apretarla.
10. Vuelve a conectar la manguera de suministro de agua a la válvula de llenado. Aprieta la tuerca con una llave ajustable.
11. Abre el suministro de agua del inodoro. Gírala en sentido antihorario para abrir el agua.
12. Comprueba si hay fugas. Observa si hay fugas en la válvula de llenado o en la manguera de suministro de agua. Si hay alguna fuga, aprieta las conexiones hasta que desaparezca.
13. Vuelve a colocar la tapa del tanque.

Si has seguido estos pasos correctamente, has reemplazado con éxito la arandela de goma de la válvula de llenado del inodoro. El inodoro ya no debería tener fugas y debería funcionar correctamente.

Ajuste de la altura del flotador

Para ajustar la altura del flotador, primero debes ubicar la válvula de llenado. Es el dispositivo que se conecta al suministro de agua y llena el tanque del inodoro. Una vez que hayas localizado la válvula de llenado, sigue estos pasos:

  1. Cierra el suministro de agua al inodoro. Esto generalmente se hace girando la válvula de cierre ubicada detrás del inodoro.
  2. Desconecta la manguera de suministro de agua de la válvula de llenado. Usa una llave ajustable o unos alicates para aflojar la tuerca que conecta la manguera a la válvula.
  3. Retira el flotador de la válvula de llenado. El flotador suele estar unido a un brazo que está conectado a la válvula. Levanta el flotador hacia arriba para soltarlo del brazo.
  4. Ajusta la altura del flotador. La altura del flotador determina el nivel del agua en el tanque del inodoro. Para ajustar la altura, dobla el brazo del flotador hacia arriba o hacia abajo según sea necesario. Cuanto más alto esté el flotador, menor será el nivel del agua en el tanque.
  5. Vuelve a colocar el flotador en la válvula de llenado. Asegúrate de que el brazo del flotador esté correctamente conectado a la válvula.
  6. Vuelve a conectar la manguera de suministro de agua a la válvula de llenado. Aprieta la tuerca con una llave ajustable o unos alicates.
  7. Abre el suministro de agua al inodoro. Comprueba si hay fugas y, si es necesario, ajusta la tuerca de la manguera de suministro de agua.

Una vez que hayas ajustado la altura del flotador, el tanque del inodoro se llenará hasta el nivel correcto. Si el tanque sigue llenándose en exceso o no se llena lo suficiente, es posible que debas reemplazar la válvula de llenado.

Limpieza de la válvula de llenado

La limpieza de la válvula de llenado es esencial para garantizar el correcto funcionamiento del inodoro. Con el tiempo, los minerales y los sedimentos pueden acumularse en la válvula, lo que puede provocar fugas, rellenos lentos o un llenado excesivo del tanque. Para limpiar la válvula de llenado, sigue estos pasos:

1. **Corta el suministro de agua al inodoro.** Esto evitará que el agua fluya hacia el tanque mientras trabajas en la válvula.
2. **Desconecta la manguera de llenado de la válvula.** Utiliza unos alicates para aflojar la tuerca de unión que conecta la manguera a la válvula.
3. **Retira la válvula de llenado del tanque.** Suele estar sujeta por dos tornillos o tuercas.
4. **Desmonta la válvula de llenado.** La mayoría de las válvulas de llenado están formadas por varias piezas, como un émbolo, un sello, un muelle y una junta tórica. Desmonta cuidadosamente la válvula para poder acceder a todas las piezas.
5. **Limpia todas las piezas de la válvula.** Utiliza un cepillo o un paño suave para eliminar los minerales, los sedimentos y la suciedad de todas las piezas de la válvula. Presta especial atención al émbolo y al sello, ya que estas piezas son las responsables de detener el flujo de agua hacia el tanque.
6. **Vuelve a montar la válvula de llenado.** Una vez limpias todas las piezas, vuelve a montar la válvula en el orden inverso al de desmontaje. Asegúrate de que todas las piezas están bien apretadas para evitar fugas.
7. **Vuelve a conectar la manguera de llenado a la válvula.** Aprieta la tuerca de unión para asegurar la conexión.
8. **Abre el suministro de agua al inodoro.** Observa si hay fugas en la válvula de llenado. Si hay alguna fuga, vuelve a apretar las tuercas o los tornillos de la válvula.

Solución de fugas en la base de la válvula

Si la fuga del inodoro se produce en la base de la válvula de llenado, es necesario inspeccionar y reemplazar la junta tórica. Este sello de goma crea un sello hermético entre la válvula y el tanque del inodoro. Con el tiempo, la junta tórica puede desgastarse, agrietarse o dañarse, lo que provoca fugas. Para solucionar este problema, sigue estos pasos:

  1. Cierra el suministro de agua al inodoro. Localiza la válvula de cierre debajo del tanque del inodoro y gírala en el sentido de las agujas del reloj para cerrarla.
  2. Desconecta la línea de suministro de agua. Usando una llave inglesa, desenrosca la tuerca de la línea de suministro de agua que conecta la válvula de llenado al tanque.
  3. Retira la válvula de llenado. Sujeta la tuerca de fijación de la válvula de llenado con una llave inglesa y gírala en sentido contrario a las agujas del reloj para aflojarla. Una vez que la tuerca esté suelta, retira la válvula de llenado del tanque.
  4. Inspecciona la junta tórica. Examina la junta tórica por si presenta signos de desgaste, grietas o daños. Si la junta tórica está dañada, debe reemplazarse.
  5. Lubrica la nueva junta tórica. Aplica una pequeña cantidad de lubricante de silicona a la nueva junta tórica. Esto ayudará a crear un sello hermético y evitará fugas.
  6. Coloca la nueva junta tórica. Coloca la nueva junta tórica en la ranura correspondiente en la válvula de llenado.
  7. Vuelve a instalar la válvula de llenado. Inserta la válvula de llenado en el tanque y aprieta la tuerca de fijación con una llave inglesa. Asegúrate de no apretar demasiado la tuerca.
  8. Vuelve a conectar la línea de suministro de agua. Enrosca la tuerca de la línea de suministro de agua en la válvula de llenado y apriétala con una llave inglesa.
  9. Abre el suministro de agua. Abre la válvula de cierre debajo del tanque del inodoro para restaurar el suministro de agua.
  10. Comprueba si hay fugas. Observa la base de la válvula de llenado para ver si hay fugas. Si todavía hay una fuga, comprueba si la junta tórica está correctamente lubricada y asentada.

Si has seguido estos pasos y la fuga persiste, es posible que haya un problema más grave con la válvula de llenado o el tanque del inodoro. En este caso, es recomendable llamar a un fontanero para que lo inspeccione y repare.

Leave a Comment