Cómo reparar esmalte semipermanente desportillado

Cómo reparar esmalte semipermanente desportillado

¿Se te ha desconchado el esmalte semipermanente? No te preocupes, ¡tiene solución! Reparar el esmalte semipermanente desportillado es más fácil de lo que piensas y con unos pocos pasos sencillos podrás tener tus uñas perfectas de nuevo. En este artículo te explicaremos paso a paso cómo reparar el esmalte semipermanente desportillado para que tus uñas luzcan impecables.

Retoca el esmalte saltado

El esmalte semipermanente, también conocido como esmalte en gel, es una opción popular para quienes desean una manicura duradera y brillante. Sin embargo, incluso el esmalte semipermanente más resistente puede astillarse u opacarse con el tiempo. Si esto ocurre, no te preocupes, puedes retocar el esmalte saltado fácilmente en casa con unos sencillos pasos.

Antes de comenzar, necesitarás reunir unos cuantos materiales:

* Lima de uñas
* Buffer
* Esmalte de uñas semipermanente del mismo color
* Lámpara LED o UV
* Algodones
* Limpia esmaltes
* Aceite de cutícula

Pasos para retocar el esmalte semipermanente saltado:

1. Retira el esmalte astillado

* Lima suavemente el esmalte astillado con una lima de uñas. Ten cuidado de no limar demasiado, ya que podrías dañar la uña natural.
* Utiliza un buffer para alisar la superficie de la uña.
* Limpia la uña con un algodón empapado en limpia esmaltes.

2. Aplica una capa fina de esmalte semipermanente

* Aplica una capa fina de esmalte semipermanente del mismo color que el esmalte original.
* Cura la capa de esmalte bajo la lámpara LED o UV durante el tiempo indicado por el fabricante.

3. Aplica una segunda capa de esmalte semipermanente

* Aplica una segunda capa de esmalte semipermanente.
* Cura la capa bajo la lámpara durante el tiempo indicado.

4. Sella el esmalte

* Aplica una capa superior de esmalte semipermanente.
* Cura la capa superior bajo la lámpara durante el tiempo indicado.

5. Limpia las uñas

* Limpia las uñas con un algodón empapado en limpia esmaltes para eliminar cualquier residuo.
* Aplica aceite de cutícula para hidratar las cutículas y las uñas.

Consejos adicionales:

* Para evitar que el esmalte se astille, aplica una capa base antes de aplicar el esmalte semipermanente.
* Utiliza una lámpara LED o UV potente para curar el esmalte. Una lámpara débil puede provocar que el esmalte no se cure correctamente y se astille fácilmente.
* Evita exponer las uñas a productos químicos agresivos, como lejía o acetona.
* Aplica una capa superior de esmalte semipermanente cada pocos días para prolongar la duración de la manicura.
* Si el esmalte semipermanente se astilla o daña gravemente, retíralo completamente y vuelve a aplicarlo.

Aplica una capa fina de esmalte de color

Una vez que hayas preparado tus uñas, es el momento de aplicar el color. Aquí tienes algunos consejos para asegurarte de que tu esmalte dure más:

  1. Utiliza un tono base: Antes de aplicar el esmalte de color, aplica una fina capa de base. Esto ayudará a proteger tus uñas y proporcionará una superficie lisa para que el esmalte se adhiera.
  2. Agita el esmalte: Antes de empezar a pintar, agita bien el frasco de esmalte. Esto ayudará a mezclar el pigmento y garantizar una aplicación uniforme.
  3. Aplica capas finas: En lugar de aplicar una capa gruesa de esmalte, aplica dos o tres capas finas. Esto evitará que el esmalte se desprenda o se agriete.
  4. Espera a que se seque: Espera unos minutos a que cada capa de esmalte se seque antes de aplicar la siguiente. Esto evitará que las capas se mezclen y formen grumos.
  5. Sella con una capa superior: Una vez que hayas aplicado todas las capas de esmalte de color, sella con una capa superior. Esto protegerá tu esmalte y le dará un brillo duradero.
  6. Evita el agua: Después de aplicar el esmalte, evita el contacto con el agua durante al menos una hora. Esto permitirá que el esmalte se seque y se endurezca por completo.
  7. Usa guantes: Cuando laves los platos u otras tareas que impliquen el contacto con el agua, usa guantes para proteger tus uñas. Esto evitará que el agua deteriore el esmalte.

    Sella el esmalte con una capa superior

    Una vez que hayas reparado cualquier astilla o grieta en el esmalte semipermanente, es esencial sellarlo con una capa superior. Esto ayudará a proteger el esmalte y a evitar que se vuelva a astillar o agrietar. Hay muchos tipos diferentes de capas superiores disponibles, por lo que es importante elegir una que sea compatible con el tipo de esmalte semipermanente que estás utilizando. Algunos de los tipos más comunes de capas superiores incluyen:

    • **Capas superiores sin toallitas:** Estas capas superiores no requieren que se limpie el residuo pegajoso después de curarlas. Son muy fáciles de usar y son ideales para principiantes.
    • **Capas superiores con toallitas:** Estas capas superiores requieren que limpies el residuo pegajoso después de curarlas. Son un poco más difíciles de usar que las capas superiores sin toallitas, pero suelen durar más.
    • **Capas superiores mate:** Estas capas superiores le darán a tu esmalte un acabado mate. Son ideales para crear looks más naturales.
    • **Capas superiores brillantes:** Estas capas superiores le darán a tu esmalte un acabado brillante. Son ideales para crear looks más llamativos.

    Una vez que hayas elegido una capa superior, aplícala sobre el esmalte semipermanente reparado. Asegúrate de aplicar una capa fina y uniforme. Cura la capa superior según las instrucciones del fabricante. Una vez que la capa superior se haya curado, tu esmalte semipermanente estará sellado y protegido.

    Pasos adicionales para reparar el esmalte semipermanente saltado

    Además de los pasos descritos anteriormente, hay algunos pasos adicionales que puedes seguir para reparar el esmalte semipermanente saltado:

    • **Usa una lima de uñas para limar suavemente los bordes de la astilla o grieta.** Esto ayudará a crear una superficie lisa y evitará que la astilla o grieta se enganche en algo.
    • **Aplica una pequeña cantidad de pegamento para uñas en la astilla o grieta.** Usa un palillo de dientes o un pincel fino para aplicar el pegamento. Deja que el pegamento se seque durante unos minutos.
    • **Aplica una capa delgada de esmalte semipermanente sobre la astilla o grieta.** Combina el color del esmalte con el esmalte semipermanente original. Cura el esmalte semipermanente según las instrucciones del fabricante.
    • **Aplica una capa superior sobre el esmalte semipermanente reparado.** Esto ayudará a proteger el esmalte y a evitar que se vuelva a astillar o agrietar. Cura la capa superior según las instrucciones del fabricante.

    Siguiendo estos pasos, podrás reparar fácilmente el esmalte semipermanente saltado y hacer que tus uñas luzcan perfectas nuevamente.

Leave a Comment